1 jun. 2017


Con motivo de celebrarse hoy los 192 años de fundación de la localidad de Bella Vista, comenzarán esta tarde los actos de celebración en torno al mismo, con la presentación, por el autor Dardo Ramírez Braschi, del libro "La provincia de Corrientes y el Pacto Federal de 1831", editado por Moglia Ediciones, desde las 19 hs. en la Casa de la Cultura "Pedro Mendoza" de dicha localidad. Al respecto del libro y la figura de Ferré. Carlos Lezcano entrevistó a Ramírez Braschi.

Pronto a aparecer el libro “La provincia de Corrientes y el Pacto Federal de 1831” de Dardo Ramírez Braschi donde analiza las ideas de Pedro Ferré y la importancia de su pensamiento en la formación del estado nacional, el autor conversó sobre esa enorme figura correntina.

Hay algunos hechos de la infancia que marcan destinos y  sirven de acicate para animarse a desarrollar la  vocación, eso fue lo que pasó con el encuentro de Dardo y el profesor Cafferata Soto.

Dardo tiene once  años, va a la escuela y colecciona estampillas en la ciudad de Esquina, donde vive. A pocas cuadras vive Juan Daniel Cafferata Soto filatelista como él, y además periodista, historiador y escritor.

Algunos días de fines de los años setenta, Dardo camina desde su casa en Schweizer al 600 unas 4 cuadras hasta la casa-librería de Cafferata que quedaba en la avenida 25 de mayo casi Sargento Cabral. Entrar allí era descubrir un universo de objetos e historias  que lo mantenía en un estado de  asombro permanente.

Todos en el pueblo decían que esa casa era un museo y aquel chico lo confirmaba cada vez que Cafferata le enseñaba, con paciencia de maestro: un diente de tiburón petrificado de la Patagonia o un tronco petrificado de Neuquén, o símbolos y medallas de la masonería del siglo XIX, viejos  álbumes de fotografías o  monedas romanas y claro, estampillas, muchas estampillas que se aparecían ante sus  ojos como una posibilidad de viajar a países lejanos sin haber salido de Esquina. Pasar la puerta de la librería era la posibilidad de asomarse  al conocimiento y sentirse un poco descubridor o arqueólogo.

Dardo juntaba unas y monedas, cada tanto, para ir a comprarle algunas estampillas coleccionables al profesor. Cada visita era un asombro, y aunque había visto varias veces la colección de sellos que  tenía  Cafferata, el volver a verlas producía en él, la inconsciente necesidad de pensar  la temporalidad cronológica de los objetos. Distintas  colecciones y distintas temporalidades en esa casa que por momentos era museo y por momentos aula para aquel chico  demorara sus juegos para descubrir nuevos y extraordinarios mundos.

Tal vez allí empezaron las preguntas sobre las historias contenidas en esas salas o sobre  las cosas que Cafferata Soto acomodaba con cuidado de cirujano en las vitrinas y estantes,  no como un consumidor mas, sino como coleccionista que  liberaba de sus funciones habituales a esas cosas, para crear una nueva  relación y orden como sostiene Borges en el “Idioma analítico de John Wilkins” cuya idea central es que no hay una forma única de para clasificar los objetos.

Muchos días y noches pasaron desde aquellos años setenta. Dardo recuerda al maestro cuando entraba a su librería con la timidez de la infancia,  tipeando su máquina de escribir y  corrigiendo las notas que publicaba en el periódico del pueblo “La Voz de Esquina” que además, dirigía. Dejaba de tipear, levantaba la vista, lo  veía y  le dedicaba una o dos horas para conversar o mostrarle sus colecciones.

El maestro y autodidacta de la historia le contaba a aquel chico  increíbles relatos que aún resuenan en este hombre de hoy. Abogado y profesor universitario, presidente de la Junta de Historia de Corrientes y miembro de la Academia de la Historia desde 2014 que como todos, desde hace unos años, cruza la puerta del Archivo General de la Provincia donde es vice director para comenzar su jornada.          

Pedro Ferré, ideas y doctrina

Este año sale un libro tuyo sobre Pedro Ferré. ¿Porque esa elección en este momento?

Porque este año se cumplen ciento cincuenta años de la muerte de Ferré y hace años trabajé en mi tesis doctoral en Derecho donde analicé el protagonismo correntino en el republicanismo de nuestra provincia donde la figura de Ferré es central.
Y por eso decidí el año pasado, como forma de recordar esta fecha, tomar algunos capítulos de aquella tesis doctoral, reformularlo como libro, presentar los documentos inéditos y replantear un análisis sobre el protagonismo de Corrientes entre 1830-31 en el marco de la construcción de la República y de la organización nacional. Puede ser un aporte en este aniversario para volver a pensar la figura de este prohombre de  la provincia y el país que no tiene el reconocimiento que se merece.

-Dame algunos datos biográficos de  Ferré.

Tuvo un protagonismo sobresaliente, en un periodo clave,  a partir de 1824 con la segunda Constitución de Corrientes hasta un poco antes de la batalla de Caseros. Esto no quita que haya participado de acontecimientos antes y después, pero la intensidad de este periodo es lo que me interesa resaltar. Fue tres veces gobernador propietario, es decir que cumplió lo establecido por la Constitución de entonces que eran tres años por periodo y elegido tal cual lo dicho por la Ley Fundamental y la designación de la Legislatura.

Estos tres periodos generaron una transformación fortísima en la provincia. Creación o demarcación de pueblos como Mercedes, Empedrado, San Cosme, San Luis del Palmar o Bella Vista, entre otros. Algunos creados  y otros diagramados en su conformación urbana, como es el caso de Mercedes.

Trató de darle pujanza económica a la provincia, fue defensor desde el primer momento de un proteccionismo económico, adversario acérrimo del puerto de Buenos Aires y de sus mezquindades.
Ferré defenderá la bandera que va a ondear, de manera más clara, en la década de 1830-40, con ideas que no solamente influirá en las económicas del interior sino influirá en el mecanismo que se deberían llevar adelante para subsanar las debilidades de los primeros tiempos de la formación del estado. Proponía proteger las economías de las provincias y la distribución de las rentas aduaneras. Esto significaba que la aduana única de Buenos Aires que recaudaba de manera fluida los recursos que venían del exterior debía ser redistribuir lo recaudado de manera equitativa. Lo que recaudaba Buenos Aires no era solamente de Buenos Aires, sino de todas las provincias.

Esto va a llevar a configurar en aquellos tiempos, una doctrina, un pensamiento particular de Corrientes, único, distinto y diferente de las demás provincias.

-¿Era un hombre con formación?

Era un autodidacta, un hombre muy práctico e inteligente que desde un primer momento se incorporó a la acción pública. Fue Alcalde del Cabildo de Corrientes y luego Gobernador. Su gestión marco hitos en el pensamiento económico y político pero además en las cuestiones del dominio territorial de la provincia como tal. La expansión e incorporación de territorios, la incorporación de los indígenas de los pueblos como Loreto, San Miguel y La Cruz. Los cabildos formados por indios de esos lugares firmaron pactos con Ferré (después ratificados por la Legislatura) para su incorporación a la provincia de Corrientes. Es decir, fue voluntad de esos pueblos la incorporación a la provincia y formar parte de ella.

Fomento la producción de nuevos productos a la región como la caña de azúcar o los cafetales como una posibilidad más (se lograba un muy buen café aquí).
En educación: crea la Universidad de San Juan Bautista que funcionaba en el Convento de la Merced, cuyos planes de estudios fueron aprobados  pero lamentablemente la voracidad de las guerras civiles impidieron su desarrollo.

-¿Ferré dejó algo escrito o lo conocemos solamente por su acción de gobierno?

Hay una obra magnífica que son sus “Memorias”. Cuando se desarrollaban los permanentes conflictos y luchas intestinas en la provincia y tiene que marchar al exilio porque los hermanos Madariaga ocuparon el gobierno, y disputas con Ferré generaron enfrentamientos  insalvables, por lo que se dirigió a Brasil y desde allí comienza a escribir sus Memorias, en donde relata sus acciones de gobierno. En aquella publicación se anexa gran cantidad de documentos originales, de correspondencia con otros gobernadores y personalidades de aquel momento que confirman sus posturas y dichos políticos.

-¿Un momento central en su accionar va a ser el Pacto Federal de 1831?

Si. No hay que olvidar que en ese momento las provincias que existían no tenía un ligamen político- institucional y va a ser  el Pacto Federal de 1831 que por primera vez todas las provincias van a manifestar que quieren construir algo más allá de su localía, que con el tiempo se denominará Confederación Argentina. Y esta idea es de Ferré.

-Que después será un estado nacional, federal y republicano.

Efectivamente, y aún más, esas dos vertientes federal y republicana constituirán una doctrina correntina constante en la formación del Estado provincial y nacional.

-¿Porque el estado nacional entonces no le rinde homenaje a Ferré?

Porque hay una deformación de aquellas ideas primogénitas de Ferré, por lo que podemos afirmar que el Estado ha dejado de ser genuinamente federal. El federalismo que hoy tenemos, que vivimos, nada tiene que ver con las idea de Ferré y de la doctrina correntina.

-¿Estas ideas envejecen?

No. Fueron deformadas. La idea federal de José Artigas inicialmente influyó fuertemente en Pedro Ferré que le dio una continuidad histórica y una tradición a aquellas ideas. Hay por lo tanto un nexo entre lo que va manifestar Ferré y la matriz del artiguismo. Esto lo percibimos claramente en el proyecto de Ferré presentado en los prolegómenos del Pacto Federal de 1831.

-¿El artiguismo era un federalismo desorganizado?

Era primitivo ya que fue la primera aproximación en la región, pero rápidamente se pretendió institucionalizarlo,  lo que lamentablemente no se concretó. Oportunamente años después Ferré toma esos elementos del federalismo, los reformula en sus contenidos políticos y económicos y los lleva al Pacto Federal de 1831.
Por ejemplo, sosteniendo que no sea solamente el puerto de Buenos Aires el habilitado para el comercio exterior sino que se sume el de Santa Fe. Por supuesto que Buenos Aires se opone y es una de las derrotas de Ferré.

-Quienes eran los otros protagonistas de la vida política en la Corrientes de entonces?

En Corrientes, por su intensidad política, siempre hubo enfrentamientos pero quienes se enfrentaron fuertemente con él fueron los hermanos Madariaga tanto Joaquín como Juan. Fueron muy exigentes con el tanto y relación con Ferré, que lo expulsaron de Corrientes y confiscaron sus bienes rompiendo todos los paradigmas constitucionales.

-¿Cuál es el ultimo Ferré?

Va a tener un cambio, una transformación, que a mi entender –porque en la historia no hay dogmas-creo que el primer Ferré tuvo una dimensión comparada con la doctrina correntina que ayudo a crear, pero en su ancianidad y después de la Convención Constituyente de 1853 y fruto de su distanciamiento con Justo José de Urquiza, y en  conflicto con Santiago Derqui, lo llevara a volcarse al mitrismo, donde terminará opacándose en Buenos Aires, pero eso jamás va eclipsar sus años de aportes a la construcción de Corrientes y el Estado nacional.


0 comentarios:

Publicar un comentario