14 sept. 2015


La exposición de pinturas “Hanamachi, la ciudad de las Flores” de la artista plástica Jarumi Nishishinya quedó recientemente inaugurada en La Pépinière, ruta 12 km 1034 Vivero Mesopotámico, Ciudad de Corrientes. La muestra estará abierta hasta el domingo 11 de octubre.

Dicha producción exhibe una serie de imágenes que representan pasajes del mundo enigmático, exótico, cuasi extinto de la cultura oriental en la ceremonia del té. Muestra a las geishas; esas mujeres japonesas de rostro blanco semejando un pierrot, preparadas para brillar en los confines del placer y la diversión; que se alojan en las Hanamachi (ciudad de las flores).

El periodista Marcelo Nieto nos dice al respecto:  “Acrílicos que recrean a mujeres del mítico Japón que aún niñas y tal vez vendidas por sus padres llegan a Hanamachi, la Ciudad de las Flores, para convertirse en refinados instrumentos de los hombres; vestidas con telas de bordados preciosos, espléndidas en su juventud, desplazadas y de fin oscuro en su vejez. Sobre esas mujeres indagó Jarumi.

[...] ¿Es el kimono descorsetado? ¿Es esa desnudez de vacío? Un elemento más para anotar: los rostros. Pareciera que toda la pintura es solo una introducción, una fonética para llegar a esas caras veladas de gris (aunque el polvo de arroz las convierta en máscaras frías), impertérritas pero humanizadas a través de una mueca de tristeza, de autismo, de desolación; miradas indescifrables, aunque el círculo carmín de la pintura de sus bocas revelan ego y eros, diría que sus sueños tienen la tristeza del crepúsculo.”




0 comentarios:

Publicar un comentario