28 sept. 2015


Este jueves 1 de octubre, a las 20.30, en la sala de la Dirección de Cine y Espacio Audiovisual (DCEA) del Instituto de Cultura, con la proyección de Lengua materna continuará el ciclo de cine llamado “Pensarnos divers@s”, orientado a debatir sobre diversidad sexual. La cita será en Wilde 40 (cada quince días) hasta finalizar el año. La entrada es libre y gratuita.

Se trata de un proyecto presentado y gestionado por la organización de la sociedad civil “Unidos por la Diversidad”, que cuenta con el apoyo de la DCEA. Dicho proyecto fue elaborado y será llevado adelante por Patricia Blanco, Víctor Joaquín Caro, Paola Delgado y Gabriel Gamarra.

La función está dirigida a público general de Resistencia y comunidades cercanas, integrantes de la comunidad educativa de diferentes niveles educativos y organizaciones e instituciones del medio.

La pelicula

Lengua materna, escrita y dirigida por Liliana Paolinelli, narra la historia de Ruth (Virginia Innocenti), una mujer que desde hace ya mucho tiempo mantiene una relación de pareja con una candidata a diputada. Sin embargo, para su madre Estela (Claudia Lapacó), ellas siempre han sido "amigas". Hasta que un día la mamá descubre (o deja de negar) que su hija, que ya ha pasado los 40 años, es lesbiana. Tras el shock inicial, hace un enorme esfuerzo por entender la situación e interiorizarse del tema (compra libros, va a bares gays, charla con sus amigas). El problema para Ruth es que Estela, en su intento de aceptarla, empieza a entrometerse cada vez más en su vida, en su hogar y hasta en la relación afectiva con su pareja, que no está pasando por su mejor momento. La madre parece no tener límites: pasa de la inacción inicial a la invasión de la privacidad.

Pensarnos Divers@s

Entre las fundamentaciones de dicho proyecto, los organizadores destacaron: “La última década ha sido muy positiva para la comunidad LGTTBIQ en Argentina respecto al avance a en términos jurídicos ha sido extraordinario: desde la sanción y promulgación de la Ley 26.618 (Ley de Matrimonio Igualitario) en 2010 hasta la ‘Ley de Identidad de Género’ aprobada en 2012 por nuestros legisladores nacionales, pasando por la derogación de múltiples códigos contravencionales discriminatorios en algunas de las jurisdicciones de nuestro país, es asombroso el progreso que se ha dado”.

“No obstante, no desconocemos que Argentina es un país federal, diverso en múltiples sentidos, con realidades disímiles en cada región. Por ello, si bien este avance es central y muy auspicioso, queda mucho por hacer en el terreno de las prácticas sociales cotidianas, donde aún subsiste el rechazo y la agresión hacia integrantes de la diversidad sexual. Hace falta un cambio cultural. Desde este punto de vista del derecho, se requieren una serie de articulaciones que permitan que la aplicación efectiva de esos derechos sea sustrato de un trato respetuoso y simétrico de todos modos de construir identidad que posean los individuos que constituyen las comunidades. Por eso, en una atmósfera nacional que resulta propicia para la discusión sobre ser diverso, creemos que en nuestra ciudad sería conveniente poner en la agenda un tema como el de la diversidad sexual”, agregaron.

“Este nuevo ciclo en la DCEA intenta abrir caminos de diálogo entre todos los actores sociales, a través de la articulación de instituciones del estado provincial, asociación de la sociedad civil y público en general, para que el intercambio de ideas nutra un cambio en la matriz cultural, que sea superador de discursos discriminatorios, que laceran las prácticas sociales respetuosas de la riqueza que anida en la diversidad del ser humano”, explicaron los organizadores.

0 comentarios:

Publicar un comentario