31 ago. 2015


Organizado por el Instituto de Cultura de Corrientes, con idea del referente del área Música, Osvaldo Burgos, quedó inaugurado el ciclo Electro Acústico en el Museo de Ciencias Naturales Amado Bonpland, con el concierto brindado por Ale Marasso y Los Camalotes. El ciclo invita a bandas de rock local a reversionar sus temas incorporando elementos de la música de raíz. Diorama te cuenta quiénes serán parte de la programación.

Electro Acústico es el nombre del ciclo pensado por el profesor de música Osvaldo Burgos, que se desempeña en el área de música del Instituto de Cultura de Corrientes, y que propone un interesante cruce entre géneros, donde las bandas de rock y pop locales se animan a reversionar sus temas incorporando elementos de raíz folklórica, una invitación a la experimentación y a pensar la música en un formato donde prevalece lo acústico por sobre la potencia de lo eléctrico, en el contexto del Museo de Ciencias Naturales Amado Bonpland.

Osvaldo Burgos comenta sobre la idea madre de este ciclo. “S basa en la exploración, el museo es el lugar para la experimentación musical. Acá se hizo el año pasado, y se hará este año nuevamente, un ciclo llamado Naturaleza Acusmática, vinculado al fenómeno de la corriente experimental que se dio a mediados del siglo XX, post Segunda Guerra, donde los músicos académicos empezaron a experimentar con cintas magnetofónicas en estudios de radio y laboratorios de medicina. Tomaron todas estas cosas que hacían ruidos y demás y empezaron a componer con fuentes que emitían sonidos y artefactos para hacer música.

De ahí surge la corriente electroacústica, y este ciclo Electro Acústico está pensado para las bandas de rock hasta pop, un poco bajo la consigna de que incorporen elementos locales, sean folklóricos o culturales, de raíz. La idea es que se desenchufen y a la vez se conecten con las raíces. Creo que lo acústico es el punto de unión entre esos universos.

Las bandas de rock laburan sus temas originales en un formato, acá la idea es proponerles que hagan un re tratamiento, que hagan versiones de sus propios temas bajo esta consigna. Pueden invitar a un cantante, a un recitador a un acordeonista, o ellos mismos pueden hacerlo”.


Lo que sigue

Ale Marasso y Los Camalotes fueron los encargados de abrir el ciclo, presentando una variedad de temas que transitaron paisajes bien locales, un viaje con la música a través de letras y canciones que bien dibujan un panorama amplio, donde no faltaron referencias lioraleñas, con un sonido increíblemente cercano a una psicodelia local.

Burgos adelanta la programación del ciclo. “Tenemos pensado invitar a un músico irlandés, Christy Doran, Lucas Mankel, que vive en Suiza, y se juntan con el hijo de Fontanarrosa, que toca el bajo. Ellos están haciendo una gira nacional bajo el nombre de Sound Fountain. Hacen una música un poco más experimental, en un formato poco común y se presentan el jueves 10 de septiembre. Cierran el ciclo Simónimos, el jueves 8 de octubre.

La idea es abrir la jugada y que esto se haga una vez al mes, pensando ya en 2016. Esta apuesta intenta invitar a los músicos a mirar hacia adentro, ya que la gran mayoría de las bandas toman modelos de culturas muy lejanas. Creo que mirando hacia adentro pueden encontrar un colorcito más local y original”.

0 comentarios:

Publicar un comentario