17 jul. 2015


Nieto de don Secundino Martínez -un patriarca del chamamé de la localidad de Ituzaingó-, el joven Mauro Bonamino se prepara para subir al escenario del Teatro Vera. Se presentará el jueves 30 de julio desde las 21 y lo hará acompañado de grandes artistas como el trovador chaqueño Coqui Ortiz y las voces de Imaguaré -Julio y Nicolás Cáceres-; quienes interpretarán varios temas en lo que será su presentación en el coliseo correntino de la mano del ciclo Los Nuevos Sonidos del Guarán.

“La invitación está hecha al pueblo correntino para que escuche la música que estamos realizando las nuevas generaciones de chamameceros. Soy sexta generación de acordeonista y para mí es un orgullo que esa noche pueda subir y acompañarme con su música el hombre con quien aprendí los primeros acordes. Con más de 80 años mi abuelo Secundino también será uno de los protagonistas de la velada”, dijo emocionado.

El joven músico estará acompañado por su banda integrada por Samuel Rodríguez -primera guitarra y segunda voz oriundo de Lanteri, Santa fe-; Fernando Soto -segunda Guitarra que llega desde Mburucuyá-; Alejandro Montenegro en la ejecución del Bajo desde la capital correntina; Diego Caballero la voz posadeña del grupo.

Esta presentación se da después de muchos escenarios recorridos junto al grupo Imaguaré y de su primera participación como solista en la Usina del Arte de Buenos Aires en el marco de la segunda edición de la Fiesta del Chamamé que se presentó en este histórico centro cultural de la Boca. “En muchas oportunidades actué con otros artistas pero nunca había presentado mi música a este público y hacerlo de esta manera y con la respuesta que tuvimos fue maravilloso. Fue un momento de mucha ansiedad y mucha responsabilidad”, dijo una vez finalizado su show en la Usina. Jornada en la que además actuó con el trovador chaqueño Coqui Ortiz.

Juntos, ofrecieron un espectáculo que el público aplaudió de pie. “Fue un gran viaje”, dijo emocionado Mauro Bonamino dado que nunca habían tenido la oportunidad de tocar juntos pero lo hicieron como si se conocieran de toda la vida. “Fue un gran deseo cumplido ni se lo hubiéramos planeado hubiera salido tan bien”; explicó emocionado el talentoso artista correntino que el 30 de julio contará con la presencia del chaqueño en su espectáculo.

Cabe destacar que fue un 13 de octubre de 1987 cuando el mundo lo recibió en la ciudad correntina de Ituzaingó. Fue en esta misma tierra, donde a los cuatro años aprendió a ejecutar el acordeón de la mano de su abuelo Secundino Martínez, músico y compositor chamamecero que formara parte de distintas formaciones sobresalientes de la música chamamecera. De su mano aprendió los primeros acordes y de ahí, se forjó su camino musiquero. Un camino que empieza a trasladarlo a los mejores escenarios.

0 comentarios:

Publicar un comentario