28 jul. 2015


Con un espectáculo que lo pondrá en el escenario del Teatro Vera con nombre propio, Mauro Bonamino prepara sus mejores sonidos para ofrecerlos al público correntino. Un público que tendrá la oportunidad de escuchar temas de su disco “Atemporal” como así también nuevas canciones que está preparando para su segundo material. Además, de los invitados especiales que lo acompañarán en la velada musiquera que ofrecerá este jueves 30 de Julio a partir de las 21,30 sobre el escenario mayor del coliseo correntino.

Entre los invitados, cabe destacar, se puede mencionar a su abuelo Secundino Martínez, un hombre de 81 años quien fuera el responsable de mostrarle los primeros acordes del acordeón. Acordes que lo enamoraron definitivamente de este instrumento que según el joven oriundo de Ituzaingó, tiene un aroma especial por su misma conformación, según contó en el marco de la conferencia de prensa ofrecida en la mañana de hoy en el hall del Teatro Vera.

Además, el trovador chaqueño por excelencia, Coqui Ortíz, también subirá a este escenario para interpretar varios temas junto a Mauro Bonamino y reeditar así la magia que causaron en el público en la Usina del Arte en el marco de la fiesta del chamamé que se vivió en este mágico escenario del barrio de La Boca.

Mauro contará con otros reconocidos nombres de la música popular correntina como el de Julio y Nicolás Cáceres; las voces de Los de Imaguaré, grupo del cual forma parte desde hace varios años.
Además, el joven músico estará acompañado por su banda integrada por Samuel Rodríguez -primera guitarra y segunda voz oriundo de Lanteri, Santa fe-; Fernando Soto -segunda Guitarra que llega desde Mburucuyá-; Alejandro Montenegro en la ejecución del Bajo desde la capital correntina; Diego Caballero la voz posadeña del grupo. Cabe destacar que fue un 13 de octubre de 1987 cuando el mundo lo recibió en la ciudad correntina de Ituzaingó. Fue en esta misma tierra, donde a los cuatro años aprendió a ejecutar el acordeón de la mano de su abuelo, músico y compositor chamamecero que formara parte de distintas formaciones sobresalientes de la música chamamecera.

Según explicó Mauro, fue por insistencia porque estaba mucho tiempo rodeado de música porque en su casa ensayaba la orquesta local. Fue así como los sonidos del acordeón lo cautivaron y le pidió a su abuelo que le enseñara. Sus pequeñas manitos lograron los primeros sonidos que, con el paso del tiempo, irían mejorando gracias a la práctica y el estudio.

Hoy, el ciclo Los sonidos del guarán del Teatro Vera -espacio originado para dar mayor espacio a los jóvenes creativos- recibirá el 30 de julio próximo al acordeonista Mauro Bonamino.

La presencia de artistas de la talla de Mauro Bonamino es una demostración de que el chamamé sigue creciendo de una manera que no sorprende y aflora por los resquicios del tiempo sigilosamente en el universo musical de estos tiempos, buscando hacerse paso en la eternidad de la música del mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario