22 jul. 2015


Por Rocío Blotta

Gabriel Amendola Trío tocará este sábado 25 de julio en Sala 88 como parte del ciclo Música en la Sala, canto joven que se realizará para celebrar los 30 años de la cooperativa. El compositor chaqueño anticipará el disco que está grabando y hará un recorrido por los clásicos de siempre.

“Sí bien la idea es que el plato fuerte sea la música de autoría, no solo vamos a tocar las canciones que van a estar en el disco sino también otras músicas que nos gusta interpretar”, anticipó el joven chaqueño y destacó al blues, entre ellas.

Gabriel Amendola trío, compuesto además por Nicolás Echeverría y  Juan Emilio Telechea, tocará el 25 de julio en Sala 88 a las 22.30, con el apoyo de la Ley de Mecenazgo y del Instituto de Cultura a través de la Dirección de Música. Las entradas se pueden reservar –por teléfono al 0362154383115- o por Facebook. Además el domingo 26, a las 17 se presentará en La Pépinière, en Corrientes  y el 1 de agosto en Gualeguaychú (Entre Ríos) en la Casa Eppur si Muove.

Amendola, señaló que el concierto de Sala 88 pretende, básicamente, adelantar el material discográfico en el que está trabajando. “Son canciones de autoría que compuse en estos primeros años que viví en Buenos Aires y están inspiradas por los distintos momentos personales y musicales que fui atravesando”, comentó. Describió que el disco tendrá mensajes de amor, de aliento, canciones desde el dolor, desde la alegría, guitarras furiosas, invitados inmensos, músicos de mucho talento, esfuerzo y sacrificio.

Explicó además que la intención es no editar el disco físicamente sin antes tocarlo un poco en vivo, ya que “las canciones tienen la magia de ser las mismas siempre pero se dejan interpretar de otras formas que también son posibles y le hacen bien”. El músico describió que el trío hace que las canciones tomen un color bastante particular, como una dicotomía entre lo claro y lo oscuro, el rock y el matiz, el poder y la ternura. “Eso es lo que trataremos de compartir el día del concierto, además de la posibilidad de escuchar algo nuevo”, dijo.

El proceso de grabación del disco es largo y el músico chaqueño todavía lo está atravesando, ya que aún quedan cosas por grabar, instrumentos, voces, invitados. “Es un aprendizaje constante”, dijo para describir el proceso y explicó que para construir un disco no basta solo con grabarlo, ya que son varias las etapas que hay que transitar hasta que el producto esté terminado. “Lo estoy disfrutando mucho”, aseguró pero reconoció que es un proceso que requiere de mucha paciencia.

“Las canciones van tomando dimensiones inesperadas que hay que saber manejar, no perderse en el sin fin de posibilidades que ofrece un buen estudio y buenos músicos, escuchar siempre la necesidad de la canción”, explicó y remarcó que por otro lado está el desafío de lograr una estética material que condiga con la música; “esa es una etapa a la que de a poco me voy acercando, ya tengo en mente por dónde empezar a plasmar lo que quiero reflejar”.

Aseguró que la grabación del disco tendrá para él como músico una importancia única, “si bien no es el primer disco en el que grabo, si lo es desde mi carrera solista”, destacó. “Solo yo se lo importante que es este disco para mí y espero alguna vez poder transmitir al menos a unos pocos el amor pongo en esto, expresó.

Aprender

Además  comentó que el disco contará con artistas que eligió invitar para que aporten en las canciones, “hubo y habrá de todo”, dijo y orgulloso anticipó que ya grabaron  enormes músicos y por suerte quedan por grabar a varios genios más; “entre ellos a personalidades destacadas de la música Argentina que accedieron humildemente a participar de este disco, lo cual me vuelve un agradecido infinito”, expresó.

“Tanto como músico y como ser humano estoy aprendiendo tanto que no hago más que ocuparme de retribuir un poco de todo eso con la música en la que trabajo y la música hacia la que de alguna manera estoy yendo”, dijo.

Para siempre

En una época en la que el acceso a la música es amplia, variada y fácil Gabriel Amendola se dedica a la más tradicional: el disco. “El disco físico es una de las tantas posibilidades de tener música hoy,  personalmente considero que los discos físicos ofrecen algo más que la música, una parte más del arte de autor”, explicó y consideró que mientras la gente siga valorando la música la cosa va bien. “En última instancia la música pura es alimento para el alma”, expresó y consideró que el disco que es un documento que será accesible para todo aquel que la quiera escuchar, toda la vida. “Un disco es eterno y una cerveza dura 30 minutos como mucho, ambos cuestan casi lo mismo”, recomendó.

Gabriel nació en Chaco, pero desde hace unos años vive en Buenos Aires, por lo que tocar en Resistencia, para él, siempre es diferente. “Trato de no dejar pasar mucho tiempo sin ir a tocar y participar del movimiento cultural de la ciudad”, aseguró, al destacar que son muchos los talentosos artistas que hay en Resistencia y todo el tiempo intentan ofrecer algo nuevo. “Si yo no tomase cada concierto que voy a dar como una nueva vez, estaría obrando en contra de la puja de todos esos artistas; que además la mayoría son amigos a los que respeto y admiro profundamente”, explicó.

Además describió que, "el hecho de ser de Resistencia y haberme iniciado con la música desde chico en sus calles hace que se sienta más tranquilo a la hora de tocar, “si bien la idea de cada vez es renovar el público, no suelen faltar en los conciertos los amigos y la familia, quienes sin saber me ayudan a construir esa sensación de “tocar en casa” que me abraza cada vez que voy”, relató.

0 comentarios:

Publicar un comentario