11 may. 2015


Mayo es un mes caro a los sentimientos del personal de Vera. Es el aniversario de su Teatro, su casa. Y en esta edición y contando ya, con un espacio instituido por la comunidad, hace uso de esa antesala (que es el hall) para mostrar la intimidad de sus realizadores.

Aquellos que día a día dejan sus sinsabores y otras, sus grandes satisfacciones. Personas que trabajan y que en dos próximas ediciones de “Encuentros en el Hall” darán cuenta de su trabajo. Ambos relacionados con la imagen, ambos impuestos en el inconsciente colectivo de los habitué al teatro. El primero Manuel Ibarra y el miércoles 27, Arón Fisman.

El más inmediato será el miércoles 13 a las 19,30 cuando se proyectará el documental “100  años del  Teatro Vera” realizado por Manuel Ibarra, responsable del Departamento de Cine y Artes Audiovisuales dependiente del Instituto de Cultura. Un material hecho en casa, de pocos minutos de duración pero que condensa una transformación lograda en la gestión de Norberto Lischinsky y que marcó un significativo giro.

Este  talentoso cineasta, que hace casi una década lleva adelante el Ciclo de Cine del Vera y que supo imponer una nueva costumbre en los correntinos, la de “los martes de cine nacional”, es el mismo anfitrión  que en cada proyección les da la bienvenida a las 21,30, y con entrada gratuita.



El miércoles 13 nuevamente los recibirá, pero no para dar cuenta de la realización de otro, sino de la propia, “100 años del Teatro Vera”. Y junto a él, comentando este fragmento de la historia, Eduardo Sívori, aquel que con pocos años de edad entrara a trabajar al teatro en los ´80 y que el nuevo milenio lo ubicó fuera de las luces y el escenario que era su terreno, devenido hoy en Director de Artes Escénicas, de la Música y de Artes Audiovisuales. Pero no llegó lejos de la nada. Antes fue el autor de la Ley del Teatro del año 85 y el visionario realizador de una epopeya del baile en la ciudad de Corrientes, como lo fuera Danza Libre.

Eduardo se sentará junto a Manuel, para compartir con los presentes, esa transformación que llegó gracias al Subsecretario de Cultura de antaño, Norberto Lischinsky,  que de algún modo está siempre presente en el Vera.

El material que será proyectado se encuentra a  la venta a disposición de los interesados,  en la Tienda del Vera, en el Salón Dodero.

0 comentarios:

Publicar un comentario