13 abr. 2015


Por PPAMisiones

Rodrigo Manigot, líder y cantante de Ella es Tan Cargosa, dio abundantes detalles para la poética del rock. Cerró, brillantemente, con Gastón Nakazato y una obra maestra de los Beatles: Across the universe.

“Las palabras fluyen como lluvia dentro de una taza de papel…”. Contundente demostración de belleza y catapulta de múltiples significados en el inicio de una canción que dejó The Beatles. Se trata de Across the universe,  incluida primero en el álbum No One's Gonna Change Our World (1969) y luego en el final con Let It Be (1970). Y con ella tuvo su momento culminante la tercera entrega de Clínica 13, el esclarecedor programa plantado desde el año pasado por el Ministerio de Desarrollo Social.

Los protagonistas del hecho artístico, acaecido en la tarde el jueves en el aula magna de la Facultad de Ciencias Económicas, fueron Rodrigo Manigot y el músico obereño Gastón Nakazato, que en el Campus de Villa Lanús, arrancaron ovaciones. El cantante de Ella es tan cargosa fue el invitado de lujo, en este cuidado listado de artistas de la primera liga del rock argentino, que abren atajos a pibes de barrio, a músicos en potencia, también a aquellos que ya son conocidos en la provincia y quieren ir a mostrar lo suyo a la gran ciudad.

Siempre con MPM (Músicos Populares Misioneros) actuando en dueto con la cartera que comanda Joaquín Losada, atento a los detalles de puesta en escena, brindando la casa sede para las conferencias de prensa, el líder de la banda de Castelar se abocó a dar detalles y pistas sobre cómo compone letras, poética, cómo se predispone, y entonó varios de los hits de su banda, comenzando por "Ni siquiera entre tus brazos",  siguiendo con "Llueve", metiendo “Wish You Were Here —en español: Desearía que estuvieras aquí, dedicado por Pink Floy a Sid Barret-rindiendo culto a canciones pop, algunas masivas en el globo entero, como las  de The Beatles.

Fue entretejiendo muchas anécdotas, describiendo la columna vertebral de la música popular argentina, declarando su amor por el tango y el folklore, identificando que el rock argentino tiene en esos géneros la influencia que le dio su identidad, y se acompañó en otras entregas con el brillante guitarrista misioneros de blues Cristian Benítez.



Por la mañana

En la casa de MPM, al lado de la gomería de calle Entre Ríos, Rodrigo Manigot agradeció ser invitado a estas clínicas, confesando que a lo largo de su carrera jamás se topó con ellas “y que nos hubieran hecho más fácil el camino, es bueno mostrar hoy lo que hemos logrado con Ella es tan cargosa, estuvimos muchos tiempo trabajando hasta que se nos dio” empezó contando. Y tal vez, ese se nos dio, llegó a su momento cumbre hace poco más de un mes cuando tocaron con Ringo Starr, el batero de The Beatles, ya que musicalmente nació y creció con los Fabulosos Cuatro de Liverpool. “Nuestro viejo, cuando con mi hermano mellizo teníamos siete años, nos regaló Rubber Soul”.

Poniendo en el pedestal a Spinetta, a Fito Páez, a Cerati, a Charly, a la hora de componer, destacó a los músicos autoreferenciales, aquellos “que se desnudan hasta el hueso en las letras, son los artistas que más admiro”. Añadió que “pensar la música en términos de hits te asesina la cabeza. Hay que hacer canciones lindas, que gusten, porque nadie sabe cuándo una canción es un hit que va a sonar en todas las radios. Me ha pasado con un  dueño de discográfica que me dijo: ‘¿cuándo vas a hacer otro hit? Estás muy enamorado, estas canciones no van’, y a los cinco meses me llamó y me dijo ‘Qué hitazo metimos” dejó en el aire entre otros conceptos.

Entre contadores públicos

Cuando la tarde sucedía a la siesta, y el bullicio ganaba los espacios del Campus Universitario de la UNAM, entre centenares de futuros contadores públicos dando vueltas en alrededores del Aula Magna, Rodrigo Manigot se apoderó del escenario y ante gran cantidad jóvenes fue desgranando anécdotas del mundillo del rock y consejos para escribir. “Se puede abordar este noble oficio de escribir desde lo poético, cuando a través de metáforas podes estar diciendo otras cosas. También podes contar una historia, como lo hizo el tango, ¿conocen Naranjo en Flor?, fue escrita por Homero Expósito cuando tenía tan solo 18 años”.

Entre muchas canciones y el deseo de venir a tocar con Ella es tan cargosa, Rodrigo Manigot se fue despidiendo, tras una cálida jornada plena de enseñanzas.

0 comentarios:

Publicar un comentario