7 mar. 2015


Grandes músicos y reconocidas voces se concentraron el fin de semana pasado en el Anfiteatro Carlos Gómez de la localidad de Paso de los Libres para homenajear al señor del acordeón en el 99° aniversario de su nacimiento. Los artistas adelantaron los festejos que el pueblo libreño realizará el año próximo; cuando se celebre el centenario del nacimiento de don Ernesto Montiel.

Entre los convocados para recordar al maestro del chamamé, Julio Cáceres y el grupo Los de Imaguaré subieron a este escenario y ofrecieron un espectáculo de poco más de 45 minutos en el que realizaron un emotivo homenaje a Montiel y lo hicieron a través de temas como El tropezón, Tito Bompland, Mi Saladeña y Bracero de mi tierra.

Como si esto fuera poco, la joven voz de Federico Cáceres ofreció al público una emotiva interpretación del poema Responso para don Ernesto. Interpretación que vale decir, derivó en el reconocimiento del numeroso público que se acercó hasta este espacio al aire libre para recordar a uno de sus máximos creadores y también; para vivir el chamamé que una vez más, regaló sus acordes a este creador correntino que naciera en 1916 en el paraje El Palmar -departamento de Paso de los Libres- y que pese a su partida al terreno celestial el 6 de diciembre de 1975, hasta el día de hoy su inconfundible estilo musiquero sigue siendo uno de los más elegidos por las nuevas generaciones de chamameceros.




Cabe destacar que Imaguaré participó por primera vez de este espectáculo que ya lleva nueve ediciones y que tuvo como número central en cada una de ellas, a Juan y Ernestito Montiel, fieles seguidores del legado chamamecero de don Ernesto. En esta oportunidad, también participaron Cirilo Benítez, Juan Carlos Jensen, Julio Ramírez, La Chamamecera, Las guitarras de Curuzú, Reliquias del Litoral y Renato Fagúndez .

Para Julio Cáceres subir a este escenario y rendir homenaje a don Ernesto fue más que especial. Según explicó, el legado del señor del acordeón, está presente en el grupo desde sus inicios debido a la profunda admiración que el gringo Sheridan sentía por él. Hoy y después de muchos escenarios recorridos, Cáceres recuerda que Sheridan lo había visto actuar en su casa, en el paraje San Salvador -que Don Ernesto inmortalizó con un chamamé que lleva ese nombre-.

“Su muerte en 1975 nos encuentra siendo aún los hijos del Paiubre en Manantiales Mburucuyá- en la casa de doña Narcisa Cáceres y es allí donde el padre Julián Zini escribió responso para Don Ernesto, poema que en una de sus estrofas aparece por primera vez la “idea Imaguare” al decir “aquel viento Imaguaré/ que ya extasiaba al indio de las misiones/ y hoy perdura en tu tiempo chamaméà”, recuerda con nostalgia Cáceres.

Con el tiempo el grupo grabó una obra musical del Gringo Sheridan que lleva el mismo nombre “Responso para don Ernesto” donde aparece el fragmento de aquel poema escrito por Zini. “Podemos decir entonces que más allá del profundo respeto que pregona Imaguaré a la obra de nuestros anteriores, la figura de don Ernesto tiene para nosotros una connotación casi afectiva y su obra musical es permanentemente recordada en las actuaciones del grupo”, explicó Julio Cáceres.




0 comentarios:

Publicar un comentario