19 jul. 2014


El 20 de julio Sala 88 la cooperativa teatral, pionera de la provincia, festeja  29 años de creación. Los festejos llegan con una realidad promisoria que la encuentra con un edifico consolidado, pero que nunca se termina por el afán de seguir creciendo y brindando mayor confort tanto para el artista como para el público. Dejando  atrás así casi dos décadas de peregrinar por distintos locales alquilados y disfrutando ésta realidad en el local propio.

El 2014 encuentra a Sala 88 consolidándose en un género que parece sentirse cómodo: el humor. Así con un exitoso ciclo de Stand Up, que se encamina a la década de trabajo , y que fue pionero en la región, la cooperativa cuenta con un elenco auto denominado El  Club de la Comedia, elenco estable y permanente, que se gana las risas y aplausos de un público en cada show viernes a viernes.

Pero los ochentayocho no abandonan su esencia y el teatro sigue firme en sus planes. Estrenan y reestrenan obras, reafirmando “que el capital más importante de un elenco independiente es su propio repertorio”. El taller de teatro Pepino  suma  las clases para niños y adolescente, semillero de futuros actores del elenco estable o de otros elencos.

Además el teatro de la calle French ofrece una nutrida y  variada cartelera todos los fines de semanas, donde reciben invitados de diferentes lugares del país y del mundo (España, Praga, Cuba Venezuela, Colombia ya han pasado). Este año  además abrió sus puertas a propuestas de otras ramas artísticas convirtiendo así el espacio prácticamente en un centro cultural: folclore -con el ciclo Cantores de Aquellos-, tango -con show y con la Milonga mensual de Duartango-,  danzas clásicas -con la master class de Lucia Diez-, exposiciones  de cuadros -el taller de dibujo de Mario Quinteros-, son algunas de las propuestas que nutrieron la cartelera de la cooperativa. .

Recuerdos del Ayer

Uno de los más dulces pero tristes recuerdos de la cooperativa es el peregrinar por la ciudad, mudándose de casa, cuatro salas alquiladas hasta construir la actual desde los cimientos. Por lo que el crecimiento edilicio es hoy, sin dudas, el mayor de los orgullos del grupo de locos que apuestan al arte como modo de vida.

Así Sala 88 cuenta actualmente con dos salas: “La principal”, tradicional a la italiana, para obras de teatro  y danza con platea de  180 butacas; y otra “Las Elenas”  con escenario pero con sillas y mesas que la convierten en el teatro bar más grande de la región, mientras que de lunes a jueves muda de ropa para convertirse en aula. Además tiene un tercer espacio escénico, verde y natural: El patio. Un anfiteatro propio donde las propuestas para el verano pueden de ser de las más variadas.

Sala 88 cuenta con todo el equipamiento técnico  para dar respuestas a los  espectáculos más exigentes : más de 80 luminarias, dos equipos de sonido, butacas  totalmente tapizadas ; 45 mesas y 220 sillas; dos camarines que pueden albergar casi 30 personas; baños para discapacitados y acceso con dos rampas en la vereda, acceso de escenografía directa al escenario, salidas de emergencias y un jardín de invierno  que aportan un cálido verde natural  al majestuoso hall de acceso.

Como en cada aniversario el referente de Sala 88 y director artístico, Hugo Blotta, recuerda los 29 años transcurridos al frente del grupo. Emocionado y sin poder ocultar el orgullo de lo conseguido  “con la prepotencia  del trabajo” (dice parafraseando a Roberto Arlt). Reconoce que no es una sala independiente, “porque depende de la gente y de las leyes de fomento cultural (el Instituto Nacional de Teatro y la ley de mecenazgo de la provincia del Chaco/Industrias Culturales)  que aportaron los recursos para que esto sea una realidad.”

Como cada año de estos 29  recorridos, el festejo no será con actos ni discursos, solo con teatro, esencia misma de la cooperativa.

Hoy

Hoy para festejar a las 21, se presenta Gerardo Schwartzman con la obra Medieval Times, sobre un cuento de Fontanarrosa. “Un texto desopilante, una mirada crítica, ácida hacia nuestro adentro”, dice el acto sobre la propuesta.

Medieval Times cuenta sobre la década del noventa, cuando Argentina vivió uno de los momentos más oscuros en lo que a valores humanos respecta. “Entre los tantos y talentosos observadores que vivieron esa época se encuentra Fontanarrosa, quien desde esa fantástica pluma que lo caracterizó, plasmó una de sus obras más brillantes y desopilantes de las que se tenga registro”, dice Schwartzman.

La oba trata sobre una clase media de nuestra sociedad que, como salvación, como último recurso, tanto desde lo económico como desde lo afectivo, resuelve viajar a Estados Unidos a efectivizar el negocio de su vida. Es el comienzo de un periplo que lo llevará a uno de los sitios más denigrantes de los que él tenga memoria. Como se sabe, Fontanarrosa no escribía teatro, sí que sus textos tienen la particularidad de poder ser llevados a escena con cierta frecuencia; no es el caso de Medieval Times, que no tiene otras puestas, más allá de ésta que presenta desde hace años Gerardo Schwartzman

0 comentarios:

Publicar un comentario