12 jun. 2014


Entrevista: Belén Fankhauser
Foto: Erica Ferrer


El acordeonista chaqueño que busca transmitir la esencia de los sonidos del litoral en clave de chamamé inaugura el ciclo Nuevos Sonidos del Guarán del Teatro Oficial Juan de Vera, presentando con su trío el último material de estudio, “Noctambulo,” acompañado también de Amandayé. Será el viernes 13 de junio a las 21.30 hs.

Lucas, nacido en Hermoso Campo, Chaco, comenzó con la música cuando un amigo de su padre le regalo un acordeón a piano para que aprendiera a tocar junto su hermano. Los dos tenían aptitudes para tocar, ya que en su hogar se respiraba música. Sus padres fueron cantores y siempre tuvieron colecciones de discos folklóricos. El chamamé para Lucas es como el lenguaje con el que se formó y en el cual se siente parte, “mi casa era una ambiente propicio para que pudiera desarrollarme en la música y de alguna manera entender que la misma es una profesión con muchas responsabilidades”.

Su camino se forjó a base de mucho estudio, exploración, sacrificio y algo indefinible pero presente, una tangible idea de vivir en la música, respirarla, conversar con ella en el dominio de acordeón, traduciéndola en una obra singular, con proyección y renovadora de la identidad litoraleña del chamamé. De sus comienzos en Campo Grande a hoy, Lucas Monzón fue artífice y transitó su propio camino, que lo encuentra promediando el año, en la apertura del ciclo que propone el Teatro Vera, Nuevos Sonidos del Guarán.

Adrenalina acompañada de muchas emociones diferentes rodean al músico cuando sube a un escenario. No importa cuál sea, siente responsabilidad  de tocar como si fuera la última vez. La apertura del ciclo Nuevos Sonidos del Guarán del Teatro Vera como contexto de la presentación de su segundo disco, Noctámbulo, acompañado por Mariano Parrilla en bajo y Sebastian Llano en guitarra, genera expectativas, “un teatro es un teatro, siempre tiene esa magia, esperamos con el trío y toda la gente que trabaja con nosotros que se logre un clima ameno, que el público y nosotros vivamos un momento único”.

¿Sos perfeccionista en tu música?

“No sé si perfección sería la palabra, sino más bien plenitud. Sentirme tranquilo con mi instrumento, con mi música, con lo que tengo ganas de decir en un escenario. De todas formas con el trío ensayamos mucho y somos muy cuidadosos con el discurso musical, con la elección del repertorio y la estética que distingue a cada tema. Mi ideal siempre fue que la música me acompañe toda la vida, donde vaya. Que ese hecho artístico me ayude a ser mejor persona, mejor hermano, mejor amigo, mejor hijo, mejor ciudadano. El arte ha sido y es para mí, mi credo, esa luz que me sustenta espiritualmente y no exijo otra cosa de él. Lo demás vendrá solo si tiene que venir, pero dependerá del trabajo y sólo del trabajo puesto en lo que uno hace”.

A la hora de componer, Lucas confesó que “trato de no pensar, creo que es el único momento en la que mi cabeza no da vueltas como un trompo (entre risas)”. Sobre el público correntino teniendo en mente la velada del Vera, fue claro: “Corrientes ha formado gran parte de mi historia artística, fui casi 7 años músico estable del grupo más prestigioso de esa provincia, Amandayé. Recorrí muchos escenarios con ellos. Claro que la música que hago ahora es un tanto distinta, pero Corrientes nos ha recibido de maravilla siempre”.

Noctámbulo es  un disco netamente regional, con muchos colores. Están incorporadas al grueso del repertorio, obras de Lucas y de autores chaqueños como Coqui Ortiz y Alejandro Ruiz. Pero también algunas joyitas del cancionero guaraní como El hornerito. También con artistas invitados como Cecilia Pahl, cantante misionera, radicada actualmente en Buenos aires. En la percusión, "el rey del tambor” del barrio Cambá Cuá, Uli Gomez  y Germán Kalber, de Charata, Chaco. Fue grabado y editado por Los Años Luz Records.


0 comentarios:

Publicar un comentario