21 ene. 2014


Con el lema “Llevate un libro y dejanos uno”, la gestión del intendente Fabián Ríos instaló una biblioteca móvil en el acceso a la playa Arazaty. Se trata de una novedosa iniciativa  de autogestión, la primera de su tipo en Argentina, que fomenta la lectura y mediante la cual los correntinos podrán acceder a cualquier ejemplar de manera gratuita.

Se trata de un proyecto único en Argentina, pensado para que los ciudadanos puedan acceder a cualquier libro disponible, dejando otro a cambio, generando así un importante incentivo a la lectura en un punto clave de la Ciudad como son las playas públicas Arazaty I y II.

Con un stock de 300 libros donados, y bajo el lema “Llevate un libro y dejanos uno”, el stand móvil instalado en el acceso a los balnearios públicos sobre la Costanera Sur. el moviliario por ahora se mantendrá fijo en el lugar estratégico para la promoción cultural. La idea es que las personas que llevan un libro y dejen otro a cambio para mantener el stock  e ir renovando la biblioteca.

“Buscamos promover la lectura en la comunidad y compartir. La reacción de la gente es bastante buena, hay mucha curiosidad. Es toda una apuesta, está la posibilidad del vandalismo pero igual apostamos a esto porque creemos en una sociedad mejor, y queremos creer que el correntino va a saber cuidar la propiedad pública y sacarle el jugo a este tipo de iniciativas que hacemos con mucho cariño y mucho amor”, expresó  el impulsor de la iniciativa Pablo Morales Andreau.

De esta manera, la Municipalidad lanzó este proyecto para que los ciudadanos puedan acceder de manera gratuita a cualquier libro que se encuentre en la biblioteca y generando de esta manera un incentivo a la lectura.

“Esto surge desde el trabajo en equipo. La idea es tener una pequeña muestra acá pero que después se vaya multiplicando, y esto depende de nosotros. Les pedimos que transmitan esto, y que lo cuidemos. Que haya más de estas bibliotecas por toda la ciudad va a depender del trabajo que hagamos de ahora en adelante”, remarcó la Viceintendenta.

Así, la Ciudad de Corrientes será pionera de la iniciativa en Argentina, convirtiéndose en la primera ciudad del país con una Biblioteca Libre. La idea, surgida desde Alemania fue acercada al Municipio por el activista Pablo Morales Andreau.

0 comentarios:

Publicar un comentario