9 sept. 2013


El jueves 12, a las  20.30, el Museo de Bellas Artes René Brusau que funciona en la Casa de las Culturas (Marcelo T. de Alvear y Mitre) inaugurará la muestra Narrativas en color chaqueño con obras de Alfredo Pértile. La muestra se enmarca en el ciclo Mentores del Arte Chaqueño del MUBA Chaco, el cual fue inaugurado con un homenaje a Ricardo Jara.

Al respecto de esta muestra-homenaje, la presidenta del Instituto de Cultura, Silvia Robles explicó que el objetivo es “tributar a nuestros grandes artistas, a aquellos que iniciaron caminos, escuelas y nos dejaron las huellas para que las generaciones que los sucedieran contaran con las herramientas para seguir produciendo y aportando al desarrollo cultural de nuestro pueblo, al acrecentamiento de su patrimonio y al fortalecimiento de su identidad” y que para ello “el MUBA Rene Brusau generó el ciclo Mentores del Arte Chaqueño”.

Robles se refiere a Alfredo Pértile como “el pintor del Chaco”.  Para el Instituto de Cultura la muestra Narrativa de color Chaqueño, constituye una doble posibilidad: mantener la memoria viva de este maestro de la plástica chaqueña y a la vez permitir que la sociedad chaqueña se apropie de una producción artística que representa, de forma sencilla, y por ello, inmejorable, su historia y sus subjetividades fundantes.

Más de 30 obras en distintos formatos, permitirán al visitante disfrutar de un acervo artístico, orgullo chaqueño y que sin duda engalana y prestigia la actividad del MUBA Chaco en su programación 2013.

Sobre el artista

Alfredo Pértile nació el 4 de septiembre de 1915 en una chacra ubicada en el paraje llamado EL Rincón, de Puerto Tirol. Hijo de don Pedro Rafael Pértile y de doña Ana Codutti, su primera infancia transcurrió entre Villa Jalón y Colonia Popular. Como hijo de colono tenía sus tareas que cumplir: era boyero, llevaba la orejera de la yunta de los bueyes que tiraba el arado mancera, debía buscar leña para el horno del pan y la cocina, dar de comer a los animales, encerrar a los terneros y tener listas las vacas para el ordeño.

Desde muy niño se inclinó por el dibujo y el modelado. Le gustaba jugar con barro, amasarlo y modelar muñecos y animales, bajo el estímulo y enseñanza de su madre.

En 1924 se trasladó a Resistencia donde hizo la escuela primaria. En 1936 obtuvo el título de Maestro Normal Nacional en la Escuela Regional de Profesores José Manuel Estrada de Corrientes e  inició su carrera docente en la Escuela Primaria Nº178 de El Curundú

.

Pértile se dedicó simultáneamente al ejercicio de la docencia y a la práctica intensiva de la pintura. Su labor artística, en la que se inició como autodidacta, comenzó a ser reconocida a través de exposiciones en el medio desde 1936, año en el que se le adjudica el Primer Premio en el Salón de la Sociedad Rural del Chaco. La revista escolar Albores publicó varios de sus trabajos.

En 1937, la Galería Boschetti presentó su primera exposición, que auspiciaba la Peña de los Bagres. En el período 1949/50, la Comisión Nacional de Cultura le otorgó una beca de perfeccionamiento en la Escuela Superior de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova, con el maestro Enrique de Larrañaga.

De regreso a Resistencia, comenzó a tomar alumnos enseñando dibujo y pintura; también procuró despertar interés entre las autoridades para crear una academia. El Gobierno Municipal creó el Taller de Dibujo y Pintura, con dos profesores, uno de ellos, era Pértile. En 1954 fue designado como profesor y director de la Escuela Taller de Dibujo y Pintura dependiente de la Subsecretaría de Educación y Cultura del Ministerio de Asuntos Sociales. Ejerció también como profesor de Actividades Prácticas y de Dibujo en la Escuela Normal Mixta Sarmiento, y en el Ciclo Básico de la Universidad Popular de Resistencia.

Realizó 81 exposiciones individuales en Resistencia, y en diferentes ciudades del interior del Chaco, así como en otras provincias del país y en el exterior. Participó en gran número de muestras colectivas. Sus obras se encuentran en importantes museos de nuestro país y del extranjero. Después de acogerse a los beneficios de la jubilación, continuó trabajando con la paleta y el pincel, sin descansos, desde las primeras luces del día hasta que el sol se ocultaba en el horizonte. Falleció en Resistencia el 21 de septiembre de 1990 a los 75 años.

0 comentarios:

Publicar un comentario