16 ago. 2013


La Fundación El Fogón de los Arrieros comunica a la comunidad que aquellos particulares o empresas que quieran participar en el sostenimiento de proyectos culturales siendo mecenas de la fundación, pueden hacerlo a través de la gestión que El Fogón de los Arrieros ofrece a los interesados.

El Departamento de Programas y Leyes Especiales del Instituto de Cultura del Chaco, es el responsable de ejecutar la Ley 5459 de Fomento de la Actividad Privada en Actividades Culturales, reglamentada a través del Decreto N° 2053. La finalidad de esta ley es la de promover, desde el estado, la participación de las empresas y los particulares en el sostenimiento de proyectos culturales.

De acuerdo al texto de la ley, el Mecenazgo consiste "en el acto de patrocinio, estímulo, sustento y promoción de actividades culturales realizado por personas físicas o jurídicas, particulares, comerciantes, empresarios que consiste en un aporte dinerario o de otros recursos, con o sin reciprocidad para la generación, conservación, enriquecimiento y difusión de bienes y servicios culturales"

Los proyectos culturales de los beneficiarios que son aprobados por mecenazgo pueden ser financiados por los benefactores inscriptos a través de un 10% de su pago  en ATP. Es decir, no pagarían de más, sino que destinarían una parte de ese porcentaje para colaborar en un proyecto cultural en particular, o bien a distintos beneficiarios, o favoreciendo a distintos proyectos.

La gestión a cargo del Fogón

Los interesados en ser Benefactores de El Fogón de los Arrieros, deben inscribirse en el Registro Provincial de Mecenazgo. Para esto, El Fogón se compromete a  ejecutar la gestión de los trámites. Los interesados pueden comunicarse telefónicamente con al  4426418, o dirigirse a la sede de Brown 350.

Qué se necesita

Ya sea a título personal o como sociedad comercial, para inscribirse en el Regristro Provincial de Mecenazgo Benefactores- Mecenas, es necesario llenar un formulario y presentar los siguientes documentos:
//Constancia de inscripción en ATP
//Constancia de libre deuda en ATP (decreto 277/97)
//Certificado fiscal (Resolución AFIP  nº 1814)
//Firmar un acta de acuerdo con el Instituto de Cultura.
El acta de acuerdo se firma cuando el benefactor se incluya en algún proyecto.  

Fogón y Mecenzago: acciones concretas

// Restauración de tres obras murales del hall central del fogón: Encuentro de culturas de Demetrio Urruchua (2010) ; Las Artes de Rene Brusau y Botadores de la Luna de Raul Mosegur (2011-2012);
// Actualmente se está llevando adelante la restauración de las columnas pintadas por Juan Otero, de Miguel Brascó, Oscar Capristo y las frases que sintetizan el espíritu del fogón encontradas en las paredes de la fundación (2013), como así también el proyecto de la ampliación del horario de atención al público del fogón de los arrieros (2013).

Los benefactores de estos proyectos fueron Agro soluciones S.A., Malú S.A., YPF S.A.,  Agroservicios S.R.L., Rinaldo Nestor Bianucci.

Breve reseña histórica


El Fogón de los Arrieros es un espacio cultural creado en 1943 por Aldo Boglietti y transformado, por su decisión, en una Fundación en 1968. Es una institución privada que hizo trascender a la Provincia del Chaco al plano nacional e internacional y, durante más de sesenta años, ha realizado una de las obras culturales de mayor importancia a nivel regional y nacional.

Intelectuales, científicos, políticos, personalidades de la cultura han ofrecido conferencias, cursos, espectáculos y exposiciones. Entre 1944 y 1954, Juan de Dios Mena vivió allí y talló sus tapes de curupí.

También trabajaron allí Carlos Schenone, José Zali, René Brusau, Víctor Marchese. Y algunos que como Julio Vanzo, Sergio Sergi, Aquiles Badi, Gustavo Cochet, César Fernández Navarro, Raúl Schurjin, Jacinto Castillo, Raúl Monsegur, Lorenzo Domínguez, entre otros que se integraron fugazmente o en breves permanencias.

Su local actual, ubicado en Brown 350 de la ciudad de Resistencia, fue construido por el arquitecto Humberto Mascheroni en 1954, y en él tuvieron digna cabida algunas de las audacias de los sueños de Aldo Boglietti: murales de Urruchúa, Vanzo, Monsegur, Brusau, Castillo; paredes, escaleras y puertas pintadas por Capristo, Jonquières, Grela, Gorrochategui, Vazquez, Líbero Badíi, Bonome, Arranz, Fernández Navarro, Brascó, etc.

Dentro y fuera, y hasta en las terrazas transformadas en jardines, conviven obras de Noemí Gerstein, Lucio Fontana, Pettoruti, Erzia, Páez Vilaró, Soldi, Severini, Castagnino, Uriarte, Gambartes, Pucciarelli, Bigatti, Barragán y muchos más.

Entre 1960 y 1977, el Fogón se lanzó a una nueva aventura: las calles, las plazas y las banquinas de Resistencia se llenaron de verde y de flores, de murales y de esculturas, transformando esta ciudad en la que hoy se conoce como ciudad de las esculturas.

La institución posee una importante colección de obras de arte y de antigüedades. Desde 1949 funcionó un grupo de teatro experimental del Fogón, que fue dirigido por Hilda Torres Varela, además de un incipiente cine club. A partir de 1945 y hasta el presente, son numerosos los grupos de teatro de títeres que han desfilado por el Fogón.

Por su labor, ha recibido homenajes, premios y diversas distinciones provenientes tanto de sectores privados, como nacionales e internacionales. Entre ellas, el Diploma al Mérito 1988 otorgado por la Fundación Konex, en la disciplina de Fundaciones Culturales.

La Fundación El Fogón de los Arrieros, sus instalaciones y todo su patrimonio artístico fue declarado Patrimonio Cultural del la Provincia del Chaco, por el Poder Ejecutivo Provincial, según Decreto N° 1578/ sep. 2004.

0 comentarios:

Publicar un comentario