16 ago. 2013


El martes 20 de agosto, la Fundación El Fogón de los Arrieros celebra 70 años de vida en el día del natalicio de su creador, Aldo Boglieti, quien cumpliría 105 años de edad. “Los esperamos el 20 a las 20 y 20 a tomar no menos de 20 copas”, esa es la tradicional invitación que año a año reciben los amigos del fogón que deseen acercarse a festejar.

En la noche se llevará a cabo una cena abierta al público en general. Para informes y reservas, comunicarse telefónicamente al 4426418, de 8 a 20, o personalmente en su sede de Brown 350, de lunes a viernes de 8 a 20, y los sábados de 9 a 13hs.



Aldo Boglietti

Nació en Rosario, prov. de Santa Fe, el 20 de agosto de 1908. Hijo de Alfredo Boglietti y de Celmira González.

En 1937 se radicó en Resistencia. Se distinguió por su amor al arte y a la cultura en general. Se integró a la famosa "Peña de los Bagres" de esa época, y al "Ateneo del Chaco", los cuales fueron escenarios de las manifestaciones culturales más sobresalientes, ya sean locales, nacionales o extranjeras.

Aldo Boglietti dejó traslucir su obra docente dedicada a la juventud al crearse el teatro de títeres, y con la participación de este en varios encuentros provinciales y nacionales.

El Fogón de los Arrieros fue creado en el año 1943 por Aldo Boglietti. Denominado club, templo de amistad, museo, institución cultural, es cada uno de ellos y todas a la vez. Es un modo de vida que refleja el ser chaqueño; la cultura y la identidad de un pueblo. Fue creciendo hasta tomar forma y espacio en el solar de Brown 188.

Entretanto, el Fogón se fue volviendo taller de pintores y escultores. Ahí vivió y tallaba Juan de Dios Mena sus tapes de curupí, entre 1944 y 1954. Allí trabajaron Carlos Schenone,]osé Zali, René Brusau, Víctor Marchese. Y algunos que como julio Vanzo, Sergio Sergi, Aquiles Badi, Gustavo Cochet, César Fernández Navarro, Raúl Schurjin, Jacinto Castillo, Raúl Monségur, Lorenzo Domínguez, entre otros, que se integraron fugazmente o en breves permanencias.

En un clima sin solemnidad se ahondaba la charla, las preguntas brotaban fáciles, se quebraban las barreras de la fama. Y Aldo Boglietti se movió entre todos facilitando el acercamiento.

Boglietti abordó entre 1952 y 1955 la aventura del "Nuevo Fogón". Encontró en la sensibilidad y la inteligencia del arquitecto Horacio Mascheroni a quien fue capaz de comprender y dar forma a su idea. Una casa que fuese inusual y de su tiempo, donde se reacomodasen tantos mundos pequeños como habían crecido al calor de las paredes modestas del "Fogón Viejo".

Allí, por fin tuvieron cabida digna algunas de las audacias de los sueños de Aldo Bogllett, quien hizo de El Fogón -que era su casa- la casa de todos los amigos, y en 1968 la transformó, junto con su cuantioso patrimonio, en una Fundación privada y de bien público.

Aldo Boglietti falleció el 29 de agosto de 1979, a los 71 años. Su nombre, junto al de su hermano, perdurará en la Plazoleta de la Av. Laprida y Güemes de Resistencia, denominada "Plazoleta Aldo y Efraín Boglietti".


0 comentarios:

Publicar un comentario