22/8/2014



Luego de que la gira 8 Lunas de la cantante canaria fuera reprogramada a raíz de una lesión en los meniscos de su rodilla izquierda que la obligó a trasladarse a España para una intervención quirúrgica, Sin Etiquetas, encargada de producir el show de Rosana en Resistencia, y en consonancia con las productoras nacionales Cristian Arce y Mariana Gyalui Producción, comunica que la fecha de presentación de Rosana tendrá nueva fecha, será el viernes 22 de agosto en el Domo del Centenario de Resistencia. Quienes hayan adquirido entradas, podrán canjearlas para esta nueva fecha. Sigue la venta de entradas anticipadas.

Canje de entradas

Las entradas adquiridas para el show postergado se deberán canjear a partir del martes 15 de abril. Las adquiridas en el local de Musimundo se cajean en Radio Planeta, Avenida Alberdi 951, de 8:30 a 12 hs. y las adquiridas en Opui, en el mismo local sito en Mitre 225. El canje de entradas estará vigente por 30 días, hasta el día 15 de mayo de 2014.

Venta de entradas

La venta de entradas a precios anticipados se realizará a través de la ticketera  QuieroentrarYa! (www.quieroentrarya.com.ar) y los puntos de venta exclusivos estarán en los locales de Musimundo. En Corrientes Peatonal Junín 1143 de 17 a 21 hs.  y Resistencia, Peatonal Juan Domingo Perón 131, desde el martes 15 de abril.



LEER +

30/4/2014


Por Melisa Ross



Panorama Provincial: (suspiro)

Para evaluar por contraste, podemos mirar un poco más cerca. A la par del crecimiento de las industrias culturales a nivel nacional y su fuerte concentración en las grandes capitales, también nuestra Provincia ha visto un incremento no sólo en la producción artística sino también en la exhibición. Este crecimiento, no obstante, no ha sido igualmente acompañado por el Estado.

No nos cansamos de repetirlo porque todavía nos cuesta creerlo. La política cultural provincial sigue sustentándose en “el gran evento” dos veces al año, invirtiendo gran parte del presupuesto en enormes espectáculos para algunos géneros musicales elegidos -¿por quién?- como los más representativos -¿de qué?- a pesar de que los flujos de músicos independientes parecen demostrar que hay bastante más que representar por fuera de los circuitos oficiales. No es novedad la intensa concentración en el chamamé y el folklore, por una parte, en los Carnavales por otra, y muy recientemente en el rock. Todo lo cual está bárbaro; es sólo que también hay otras cosas ahí afuera.

La industria del en vivo, tanto por su importancia social como por su capacidad de facturación y su influencia en los públicos ya generados como en la creación de nuevos públicos, no debiera ser subestimada. El aumento de este sector en los últimos 10 años ha sido notorio (pensemos rápidamente en recitales del 2003). No siempre va a la par la dignificación. El acceso a los grandes escenarios es o bien complejo, o bien arbitrario, dependiendo frecuentemente de la acción estatal y la tercerización a privados que realizan las contrataciones. Suelen estar reservados para los artistas consagrados y ocasionalmente algún emergente, que no cobra como los otros o directamente no cobra (hola, pre-Corrientes Rock). Ni hablar de los acomodados.

Los circuitos de exhibición, los escenarios privados, auditorios y teatros totalizan cantidades mínimas, como en general en otras ramas de la infraestructura cultural. La nuestra es una Provincia que realmente le ha puesto empeño a destacarse por su retraso en materia de espacios de producción, circulación, exhibición y comercialización de bienes culturales. No existen centros culturales públicos y gran parte de los eventos musicales están relegados a la iniciativa privada, que sólo en algunos grandes espectáculos logra rentabilidad (y, a veces, ni siquiera). ¡Y todo esto es a propósito!

Del otro lado, también es notoria la ausencia de organizaciones profesionales, sindicales o al menos no gubernamentales, tanto de los artistas e intérpretes como de los productores, gestores y emprendedores del sector cultural. Nuclearse y organizarse es el primer paso esencial para que los actores sociales puedan reclamar el respeto de sus derechos e incidir directamente sobre las políticas públicas que los afectan, participando en los procesos de su gestación, aportando iniciativas propias e información valiosísima que sólo quienes viven la actividad, pueden brindar.

Este panorama quizá demasiado crítico es descripto aquí no con fines desmoralizadores sino clínicos. En la labor legislativa, a partir de una descripción del estado de cosas notamos ausencias y falencias que, entendemos, pueden ser suplidas y mejoradas por parte del Estado. Se trata de incidir en lo que ya hay y comenzar a generar lo que falte.




El proyecto, todo lo que hay que saber y a nadie le interesa preguntar

A partir de una iniciativa de la asociación de músicos “Unión Under”, que se acercó a la bancada a plantear inquietudes y propuestas, comenzamos a elaborar este Proyecto con el objetivo de cubrir algunas lagunas y programar acciones de incidencia inmediata en aquellos aspectos que hoy no responden a los requerimientos tanto de músicos como de otros actores sociales del sector.

Los antecedentes tomados fueron, fundamentalmente, la Ley Nacional para la organización del Instituto de la Música, así como en los programas de subsidios y créditos, junto a la Ley N° VIII-0512-2006 de San Luis (Ley de Fomento de las Inversiones en la Industria de la Música) que crea planes de promoción económica en diferentes formatos, y la Ordenanza de Contrate Local de Rosario para la previsión de un espacio reservado para músicos locales en los grandes espectáculos y eventos. La visión panorámica se nutrió del anteproyecto de Estatuto del Músico de Catalunya. El resto, mucha imaginación.

Partimos de un punto planteado por el sector que nos convocó, y que comparte gran parte de otros Proyectos presentados por Sonia: existen actividades en las que, por sus particulares características, resulta indispensable la participación estatal desde la regulación legal, tanto para la iniciativa privada que opera en él, como –a veces, principalmente- para la administración pública que lo atiende.

El objetivo es simple: dar apoyo a la autoría y a la creación musical desde el Estado. De bien poco les sirve la creatividad a los autores y la calidad a los intérpretes si su obra no puede trascender la esfera de su actuar cotidiano, si no pueden contar con los recursos apropiados para materializarla en un disco o un concierto, ni formarse y profesionalizarse de tal manera que la actividad les resulte redituable como cualquier otro trabajo. Por ello son funciones del Instituto la promoción y difusión de la música creada en la Provincia como parte del patrimonio cultural local, generando herramientas y recursos que alienten las diferentes etapas necesarias para su producción.

Optamos por el modelo de armado de un Instituto Provincial de la Música, con recursos propios y autarquía, formado por una Comisión Directiva que asegure representación tanto a los músicos como a los productores (los dos sectores que aglutinan a los principales actores de la industria musical) para tratar de modo específico todo lo relacionado con el sector y delinear políticas y programas que respondan directamente a las necesidades y se estructuren en función del conocimiento que los mismos tienen de su propio campo de acción.

La representación está dada a través de asociaciones de tipo sindical, profesional, civil o equivalentes. De esta manera se intenta también incentivar la creación de organizaciones que nucleen a los artistas y a los productores, que pueden ofrecer una visión amplia y ecuánime de las oportunidades y amenazas de una industria a la vez que garantizan cierta institucionalidad y estabilidad, que compatibilice la participación de los actores sociales en la estructura estatal. De esta forma se alimentaría también la comunicación bidireccional con la Administración pública.

Otro de los objetivos del Instituto es fomentar la creación novel para los artistas que se inicien en la producción de obra. Todas las músicas son cultura, eso a esta altura ya no está en discusión. La innovación pasa aquí por iniciativas que permitan dar a conocer nuevos proyectos y estilos, y se anime la formación de nuevos públicos. Para eso también se reserva un rol determinante a la diversidad cultural, de manera que la política estatal no atienda solamente los grandes géneros consagrados como “representativos” y que monopolizan la atención y el espacio cultural.

Se prevé un plan de ayudas presupuestarias (becas y subsidios) dirigidas al fomento de los espacios y actores en función de su especificidad. Para el sector privado, se articulan créditos blandos que faciliten las inversiones necesarias para la construcción y adecuación de escenarios. La iniciativa privada cubre un espacio hasta el momento deshabitado en este sentido, y por ello sus titulares podrán recibir ayudas específicas para la creación y mantenimiento de escenarios y ciclos, la modernización de infraestructuras y la reposición o compra de equipos técnicos. Se aspira a proveer de espacios adecuados y suficientemente equipados a creadores e intérpretes a través del reconocimiento del valor cultural de las salas de música en vivo como canteras y, en consecuencia, poner en práctica políticas adecuadas para su protección y estímulo. A la par, la preocupación por la formación permanente y la profesionalización del sector implica que las mejoras en el aspecto material vayan igualmente acompañadas por un incremento en la calidad de la producción y en la capacitación de los recursos humanos.

También se considera de importancia capital el intercambio musical entre distintas comunidades. Se encarga como misión estructural al Instituto la constitución de un Circuito permanente de música, con escenario en varias ciudades del interior provincial y por el que se garantice la circulación de la música local de tal manera que se dé a conocer, por un lado, y se impulse el crecimiento, por otro, de los músicos y agrupaciones. Es necesario montar un circuito intermedio que motorice la infraestructura local de cada ciudad: centros culturales, redes de teatros, auditorios, bares, salas de ensayo y grabación, y empresas de luces y sonido además de los propios músicos. Para su formulación se convoca especialmente a representantes del interior provincial, organizados en 6 regiones según la Ley del Instituto de Cultura.

Por otra parte, para que el arte llegue a ser conocido por la sociedad, necesita de quienes sean capaces de difundirlo y darlo a conocer, manteniendo la máxima fidelidad posible hacia el hecho artístico. Nada de todo esto es factible sin el soporte de los medios de comunicación. Una de las fórmulas adoptadas en el Proyecto de Ley es la obligación de cumplir con los porcentajes o cuotas de programación de música producida en la Provincia según lo previsto en la Ley de Medios. Para poder cumplirlo también se crea un Registro de Músicos y Agrupaciones que los medios, los escenarios y el Circuito puedan consultar. La inscripción, gratuita y sencilla, requerirá, eso sí, renovación anual por parte de los músicos para mantenerse actualizada y ser una fuente fiel a la realidad.

Finalmente, está contemplada la reserva obligatoria de un espacio para los músicos locales en los grandes espectáculos de origen extranjero o nacional. La concurrencia masiva en las grandes presentaciones puede significar una oportunidad única para la difusión de la obra local. De esta manera se propone potenciar la creación y fidelización de público en el ámbito provincial.

Resumiendo: el Proyecto aspira ante todo y principalmente, a abrir vías de comunicación entre los diferentes agentes que deben intervenir en el desarrollo de políticas públicas en el sector de la música: creadores, productores, representantes y gestores musicales, desde la perspectiva del fomento y consolidación del sector, y como primeros y principales responsables de forjar sus propios espacios y moldearlos a sus intereses y necesidades.



¿Y depué?

La música en directo está compuesta por diferentes estamentos que la hacen posible. La base son los artistas, autores e intérpretes de los más diversos estilos. Solo un pequeño porcentaje trabaja en el circuito mainstream. El resto ha de funcionar de manera independiente, en condiciones precarias y en amplia desventaja frente a las grandes estructuras empresarias que erigen espectáculos con artistas internacionales o nacionales. Así, el músico debe constituirse también en gestor y productor de su propia actividad para subsistir, y rara vez obtiene rentabilidad suficiente para profesionalizarse.

Los conciertos sustentan la creación artística en todo el país y dan de comer a artistas, intérpretes, productores, gestores y técnicos. A su vez, es el sector que garantiza el contacto directo con el público y el que recoge mejor todas las creaciones, evoluciones, tendencias, modas y fusiones. No puede desconocerse su importancia en el tratamiento que le es debido al sector musical, especialmente si se tienen en cuenta los criterios de gestión e inversión en otros ámbitos como la actividad teatral o la producción cinematográfica (hoy audiovisual).

Claro que hay muchos otros aspectos pendientes a ser tratados legislativa, reglamentaria y/o administrativamente; que por su complejidad y por los cambios que viene transitando la industria musical en las últimas dos décadas requieren quizá un estudio mucho más profundizado y la labor y elaboración conjunta con los actores y agentes involucrados -que en un futuro ideal podría realizarse en el seno de este Instituto-. Así por ejemplo la dimensión educativa, de capacitación y formación; la regulación de un Estatuto del Músico con el fin de dignificar su condición, considerándolos como trabajadores y normalizando su situación laboral en sus actividades profesionales tales como grabaciones, conciertos, enseñanza, etc. Regímenes fiscales especiales, inversiones y patrocinios, convenios de intercambio, cupos mínimos en programaciones estables… las figuras posibles son muchas, sólo es cuestión de ponerse a trabajar.

¿El Proyecto? Actualmente en Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, lo que oficialmente significa “en estudio” y se subtitula “no pasa nada”. Para que prospere, como cualquier proyecto, hay que moverse. La propuesta está para ser debatida, la primera piedra ha sido lanzada. Acá ya hemos dicho bastante.

+ Info

Aquí el link al Proyecto en Diputados: EXPTE. 8369/13. http://www.mediafire.com/view/ppv5iifqmfrfjd2/PROYECTO_DE_LEY_musica.docx
Unión Under: facebook.com/UnionUnderCorrientes
Diputada Sonia López: diputadasonialopez.blogspot.com.ar/

LEER +

por Melisa Ross

En agosto de 2013 ingresó al trámite legislativo el primer proyecto de Ley de la Música para Corrientes. Diseñado para atender necesidades concretas de músicos, productores y locales, elaborarlo significó también comenzar a pensar el lugar de la música en las políticas públicas desde la coyuntura y desde la proyección. Un relato en primera persona acerca de cómo se conjugan ley y música en la misma oración.

¿Por qué la ley y no mejor la nada?
A todos nos gusta un poco la anarquía. El dulce sabor de las palabras de ¬repudio al estado, a la ley, a dios y a la patria madre –todo con minúsculas– sigue siendo impagable; la satisfacción en la actitud posmo de nariz arrugada y tonito sarcástico no se agota a pesar de la recurrencia al lugar común. La política apesta, somos artistas, libre expresión, la vie bohème, etc… ¿Leyes para músicos? ¡A quién se le ocurre!

Bueno, para empezar, a los propios músicos. Y es que, opinemos lo que opinemos: 1) hay un gobierno; 2) ese gobierno elabora las políticas públicas como le place; 3) lo hace con nuestro dinero; 4) lo que decide nos afecta a todos, sin reparar demasiado en nuestra voluntad y/o en nuestras narices arrugadas en señal de desprecio. Así que anarquismo, sí, pero pragmático: nadie más idóneo que uno mismo para explicar lo que hace y señalar lo que necesita para poder seguir haciéndolo.

Desde aquí creemos que las mejores alternativas son las que concurren y no las que se excluyen, y que es válido construir colectivamente herramientas concretas que aporten al presente y sienten bases para otros futuros posibles. Es así que, cuando un grupo de músicos se acercó a la oficina de la Diputada Sonia López –primer legisladora del Partido Comunista en la historia de nuestra vieja y conservadora provincia– para proponer una “Ley de la Música” propia, quienes allí trabajamos no pudimos sino decir: de una. Para eso estamos.

Sabemos que cuando los términos jurídicos se atraviesan con la vida real el resultado suele ser, como mínimo, chistoso. También puede ocurrir que sus mandatos, letra muerta, jamás se encuentren con la gente de carne y hueso. En el peor de los casos, se tergiversan sentidos y se usurpan para favorecer los intereses de siempre; en el mejor, en una de esas hasta se cumplen. Las leyes están ahí tratando de colarse por donde puedan (créanme, ese es justamente mi trabajo). Como redactora del proyecto en cuestión, considero oportuno decir algunas palabras a favor y en contra de la iniciativa, sus implicancias y lo que podría ocurrir a continuación.



Ley de la Música: La experiencia nacional y otras calesitas

Si empezamos por el principio, cabe recordar que en diciembre del año pasado se sancionó la Ley Nacional N° 26.801, conocida en los medios de comunicación como la Ley de la Música, producto de más de 4 años de trabajo de asociaciones de músicos independientes que incluyeron a grandes figuras de los escenarios nacionales. En labor conjunta con legisladores de la Cámara Baja del Parlamento Nacional, finalmente se condensaron los reclamos de la industria musical largamente blandidos en un proyecto cuya finalidad principal es fomentar económica e institucionalmente la actividad de los músicos argentinos en las sucesivas etapas que integran la producción musical.

Para ello, los músicos-redactores se valieron de algunas de las ideas más raras que esta humilde jurista ha leído en muchísimo tiempo: la creación de un ente público no estatal (términos contradictorios entre sí), la emisión de Vales de Canje (sí, señora: los populares CUPONES), y la creación de un Registro que le extiende a usted, cantautor, intérprete y/o agrupación musical argentina, su correspondiente Carnet de Músico ( “sin examen” se apuran a aclarar, ni evidencia alguna de que el inscripto produzca alguna clase de música en absoluto).

Suponemos que la buena voluntad y una muy comprensible desconfianza hacia los hábitos de la administración pública que todos conocemos los llevaron a plasmar sus intenciones en forma lo más fiel y clara posible. No será de la técnica legislativa más pulida, pero la Ley de la Música traduce con bastante precisión lo que quisieron garantizar: un Estado presente con políticas culturales definidas y bien concretas, con participación directa de los sectores interesados y atendiendo a las particularidades de la actividad.

Si bien se apunta a responder sólo algunas de las preocupaciones más inmediatas de los primeros involucrados -los músicos-,  ha tenido también el importante mérito de constituirse en la primer iniciativa legislativa en escuchar los reclamos del sector así como de respetar escrupulosamente sus propuestas. Con un poco de suerte y bastante de trabajo, será una herramienta de suma utilidad que abrirá el camino para empezar a trabajar cuestiones más finas y ampliar el acompañamiento a otros actores de la escena musical, tales como productores y escenarios.

No puede dejar de mencionarse que en los últimos años se ha visto al Estado Nacional entrar en acción en sectores desde siempre abandonados a la iniciativa privada, a la lógica de mercado, a los designios empresariales y a la imposibilidad de profesionalización para verdaderos trabajadores que, a diferencia de cualquier otro, no podían vivir de aquello que aman hacer. Esta Ley se inserta en una cartografía macroestructural, que incluye a otras como la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (“Ley de Medios”) o la Ley de Puntos de Cultura y a sendos programas dentro de la Subsecretaría de Cultura de la Nación (MICA, SInCa, Recalculando...), todos ellos directamente orientados al fomento de las Industrias Culturales.

Los mapas que conforman esta cartografía gritan a toda voz la más que evidente intención de Nación de estar presente, de intervenir como promotor de la diversidad cultural, de las expresiones artísticas y de la producción material e inmaterial que de ella surge, de ir a la par como moderador de una “economía creativa”, teniendo presente un detalle no menor: las industrias culturales también pueden ser rentables.

Restan una moraleja y una pregunta. La primera: músicos, alquílense un asesor legal que les escriba sus leyes, tenemos precios razonables. La última: ¿es deseable la reglamentación de estas esferas del quehacer? ¿queremos un Estado tan presente?

Continuará...
LEER +

26/4/2014


El show internacional de homenaje al fabuloso legado de Astor Piazzolla, se presenta en su gira por la región, el sábado 26 de abril a las 21.30 en el Teatro Oficial Juan de Vera, con una propuesta artística compleja e inédita a nivel mundial. Cinco músicos notables, tocando en vivo con sonido cuadrafónico, videos, y danza, narrando el recorrido de las obras del gran maestro.

La dirección artística está a cargo de Emmanuel Alvarez, quien también compone el quinteto en el piano, acompañado por expertos de nivel internacional de la talla de Ricardo Lew como invitado especial en guitarra, Bruno Cavallaro en violín, Juan Pablo Navarro en contrabajo, y  Renato Venturini en bandoneón.

Una experiencia sensorial completa de 80 minutos recorriendo a través de la música. El sonido cuadrafónico, el video y la danza, la vida y obra de uno de los músicos más irreverentes del país.

Las entradas


El valor de las entradas va desde los 120 pesos, con ubicaciones numeradas que se pueden abonar en efectivo con débito o hasta en 6 cuotas con tarjetas de crédito. Las mismas se consiguen a partir del 27 de marzo en Musimundo de Junín 1143, de 17 a 21 hs. y en la boletería del Teatro Oficial Juan de Vera, San Juan 637, o en www.quieroentrarya.com.ar
LEER +

24/4/2014



El acordeonista chaqueño realizará la presentación de Nóctámbulo, su segundo disco, en el Centro Cultural Alternativo, Santa María de Oro 471, el jueves 24, desde las 21.30 hs. Los grandes invitados de la noche serán Coqui Ortiz y Germán Kalber. Las entradas tendrán un costo de $30, y pueden adquirirse en el Cecual, el cupo es limitado.

Lucas Monzón, joven acordeonista y compositor chaqueño, actual integrante de Mamboretá Psico Folk Récords se encuentra en plena gira para dar a conocer Nóctámbulo, su segundo disco, grabado por Los Años Luz Récords.



Noctámbulo contiene obras de autoría propia y de otros destacados compositores del Chaco como el reconocido guitarrista y cantautor Coqui Ortiz (con su tema inédito “Flor de agua”), el compositor y arreglador Alejandro Ruiz y el guitarrista y compositor Horacio Castillo. También incluye “El hornerito”, tema de Pirca Rojas y Julio Lujan (músicos del gran Ernesto Montiel).

Participaron en la grabación de este disco Patricio Hermosilla, Coqui Ortiz y Omar Mambrin en guitarras, la cantante misionera Cecilia Pahl, el cantautor chaqueño Germán Kalber, el percusionista correntino Uli Gómez y Alejandro Ruiz en guitarrón y bajo frettles.

Dice Lucas Monzón: “La música del litoral es diferente en cada una de las provincias que lo abarcan; no es lo mismo la de Misiones, Corrientes o del Chaco. El chamamé va ligado muy estrechamente a la cultura popular de mi provincia en todo su territorio, y fue adoptando variaciones rítmicas y estéticas diferentes en sus distintos puntos. Chaco es una provincia joven, que se fue nutriendo de las culturas de provincias mas antiguas del litoral. En la actualidad el chamamé es identitario de la región, borrando las fronteras, y las diferencias entre las distintas provincias de la mesopotamia las aporta el paisaje y sus influencias. Pocos son los compositores litoraleños que luchan para que el chamamé no se convierta en un museo de antigüedades, dando su arte de cara a la contemporaneidad y cumpliendo el papel que nos legaran nuestros antecesores, ese papel de juglar de artistas que tiene algo para decir, que concibe el arte mismo como una forma de expresión genuina y personal, que se renueva y que vive y late como la vida misma. Este disco demuestra un poco la diversidad de influencias que tiene nuestra provincia. Se titula Noctambulo, por la sencilla razón que los temas fueron gestados en la noche, en las madrugadas silenciosas donde el pensamiento y la reflexión fluyen -en mi caso particular- con más fuerza”.




Dijo Gabriel Plaza: “El chamamé es una música de la que se podría haber enamorado Gershwin. Lo demostraron Ernesto Montiel, Raúl Barboza y el Chango Spasiuk, que creciendo bajo el cielo litoraleño llevaron el género a otra galaxia. La aparición del chaqueño Lucas Monzón es un salto evolutivo en la cadena de ese ADN sonoro. En Noctámbulo, el acordeonista suena melancólicamente rural, orgánicamente urbano y estéticamente contemporáneo. Monzón dibuja la aurora y la nocturnidad de su paisaje cotidiano creando una hermosa sinfonía de la vida en el litoral. Su fraseo y escritura sensible son capaces de darles vida a obras como ‘Aurora’, donde pinta su aldea como lo hizo Gershwin en ‘Rhapsody in Blue’. La pieza podría haber sido compuesta por un Troilo joven. Pero no, emergió décadas después, en otro fueye, con esa paciencia que tiene la música para parir a sus grandes artistas en el lugar y la hora menos pensados”. (Diario La Nación, diciembre de 2013)

Lucas Monzón

Lucas Monzón nació en Charata, Provincia de Chaco en el año 1984, fue criado en Hermoso Campo, pueblo que se encuentra en el sudoeste chaqueño.

Aprendió a tocar el acordeón a los 4 años de edad, y fue desarrollando el estudio del instrumento con la ayuda de su padre Alfredo Monzón (guitarrista y cantante), con quien realizó sus primeras presentaciones en público, y su primer maestro Rubén Silva. Su historia musical se centra en la interpretación del chamamé, ritmo que identifica al chaco. A los 12 años conformó su primer cuarteto con el que recorrió el Chaco y provincias vecinas como Santiago del Estero, Santa Fe, Corrientes, Formosa entre otras. Después de terminar sus estudios secundario en Hermoso Campo, se radicó en Charata, donde estudió durante tres años piano clásico para aprender lectoescritura musical en el Conservatorio Beethoven. En 2005 se mudó a Resistencia donde empezó su trabajo como sesionista con grupos musicales de la zona. Compartió escenarios con artistas como Raúl Barboza, Hemeto Pascoal, Rudi y Niní Flores, Liliana Herrero, Luiz Carlos Borges, Carlos “Negro” Aguirre, Chango Spasiuk, Coqui Ortiz, Willy González Cuarteto y su dúo
con Micaela Vita, Javier Lozano, Matías Arriazu, Nestor Basurto y Carlos Calvo, Guido Martínez, entre otros. Actualmente se presenta con su trío, conformado por Mariano Parrilla en bajo eléctrico y contrabajo y Aníbal Miño en guitarra.

+ Info

Facebook:
https://www.facebook.com/lucas.monzon.acordeonista?fref=ts

LEER +

20/4/2014


El ciclo de Blues en el Río que organiza el Centro Cultural Flotante, tendrá este domingo 20, desde las 22.30 hs. a Lavaque Blues Band, de Pergamino. Cabe recordar que el ciclo inició en marzo, con la presentación de la banda anfitriona, Pelo Blues Band, y Silencio Blues Trío. Las entradas anticipadas tienen un costo de $30 y de $40 en puerta y se pueden adquirir en el centro cultural, sito en Rioja y Costanera.

Lavaque Blues Band es una de las bandas emblemáticas y de mayor prestigio dentro del ambiente del Rock & Blues de Pergamino y su región. Se formó en el año 2001, y desde entonces se ha presentado ininterrumpidamente, y con singular éxito en distintos escenarios de su ciudad, la zona y provincias vecinas.

Luego de años de trabajo, de girar sin cesar y tocando donde se presentara la ocasión, en el año 2008 graba su primer disco, Simpre Blues, con gran aceptación de parte de sus seguidores. En el transcurso del año 2010 compone y graba la banda sonora de la película El último hombre, un film rodado íntegramente en Pergamino.

También en ese mismo año recibe el Premio al mérito 2010, otorgado por el Programa Punto y aparte. Al año siguiente, en el mes de noviembre, Lavaque Blues Band es distinguida en la Fiesta de la Cultura de Pergamino con el Premio Quijote 2011, otorgado por Diario La Opinión y Canal 4 de esa localidad.

Además, organiza el Festival de Blues de Pergamino,  que con seis ediciones se ha convertido en el más importante y federal del país, dónde se han presentado La Mississippi, el Chicago Blues Legend Jimmy Burns, Vasti Jckson,  Botafogo, Ciro Fogliata, Viviana Scaliza y el bluesman brasileño Duca Belintani, entre otros.

Tanto a nivel musical, creativo, como en poder de convocatoria, la banda se encuentra en su mejor momento, ultimando los detalles para la edición de Doce o dos, el que será su tercer disco, mientras rueda incansablemente, llevando blues como único equipaje.


LEER +

19/4/2014


Como todos los domingos de abril, la Unión Under propone rock en el Parque Hipódromo de Corrientes. Se presentarán Cogollos, Hasta la barba, Cabo Verde y el solista Augusto Franco desde las 16 hs. con el fin de recibir alimentos no perecederos para la junta vecinal del barrio Bañado Norte, que brinda la merienda a mas de 100 niños, y para recolectar firmas en adhesión al proyecto de Ley de Música de la provincia de Corrientes. La cita es en Avenida Centenario al 3700.

Petitorio on line

A fines de dar a conocer el proyecto de ley a la comunidad, la Unión Under planifica hacer una jornada el sábado próximo, en un espacio público, para poder juntar firmas que apoyen el proyecto de ley. También viajarán al interior de Corrientes para conseguir adhesión.

Recientemente, han publicado un petitorio on line, donde se puede adherir al proyecto de ley: http://www.peticiones24.com/para_que_corrientes_tenga_su_ley_provincial_de_la_musica

Ley de Música de la provincia de Corrientes

La Unión Under surge como asociación de músicos independientes de Corrientes, que se nuclea en principio para generar espacios donde difundir la música local. Una de sus acciones principales fue la de solicitar la redacción de un proyecto de Ley de Música de la provincia de Corrientes a la diputada Sonia López, para dar un marco legal a la actividad y proponer políticas de base que garanticen la difusión de la música local y otros beneficios para el sector de la música en la provincia.

Este proyecto fue presentado en julio de 2013, y el martes fue discutido ante la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la legislatura correntina. A fines de dar apoyo a la iniciativa, se redactó una carta de adhesión al proyecto de ley, invitando a los actores del sector a sumar su apoyo.

La carta puede descargarse desde http://www.mediafire.com/view/3rokbvf1m9mg5m6/Nota_apoyo_Ley_Música.docx. Una vez firmada, se recibirá en el contexto del recital de este domingo en el Parque Hipódromo.

+ Info

Proyecto de Ley de Música de la provincia de Corrientes

http://www.mediafire.com/view/ppv5iifqmfrfjd2/PROYECTO_DE_LEY_musica.docx

LEER +

Representantes de distintos grupos musicales de la provincia de Corrientes solicitaron a diputados que den despacho favorable al proyecto de Ley que promueve la creación de un Instituto de Música que fomente la actividad en todo el territorio provincial. Fue durante una reunión que mantuvieron con los legisladores que integran la Comisión de Educación y Cultura de la Cámara Baja. La iniciativa también recibió el beneplácito del grupo “Neike Chamigo” del padre Julián Zini.

Presidida por Graciela Insaurralde, la Comisión de Educación y Cultura recibieron a músicos correntinos que brindaron su apoyo al proyecto de Ley impulsado por la diputada Sonia López que promueve la creación de un Instituto Provincial de Música.

Diego Rinaldi, cantante de La Murga, sostuvo durante el encuentro que “hay una cultura invisibilizada que es necesario se dé a conocer porque también es parte de Corrientes”.

“Queremos que salgan músicos de Corrientes, y para ello es necesario que el Estado promueva circuitos en los cuales las bandas y grupos locales puedan tocar, como también se les brinde el apoyo necesario para que registren sus producciones”, agregó Rinaldi.

Por su parte, Juan Pablo Oviedo de la Unión Under recalcó que “no nos oponemos a los grandes festivales que se realizan, pero hace falta mayor difusión de las bandas locales durante todo el año”.

La Comisión recibió vía nota la adhesión al proyecto enviado por el grupo “Neike Chamigo” del padre Julián Zini. Mientras que los integrantes de la Unión Under informaron que mantuvieron una reunión con Mario Boffil, quien también brindó su apoyo a la iniciativa.

Las diputadas Graciela Insaurralde y Analía Bestard, también integrante de la Comisión, afirmaron que “tomarán los dichos de los músicos e intentarán una reunión con el director del Instituto de Cultura, Gabriel Romero.

El proyecto de Ley

El Instituto de Música está propuesto como un organismo autárquico que funcione en el ámbito del Poder Ejecutivo, con el fin fomentar la actividad musical, y de promover y fortalecer el desarrollo de esta industria en la Provincia. 

La iniciativa, que surgió luego de reuniones con músicos correntinos nucleados en la Unión Under, propone como función profundizar la promoción y difusión de la música creada en nuestro Provincia, sosteniéndola como parte del patrimonio cultural y generando distintas herramientas y recursos que alienten las diferentes etapas necesarias en su gestación.

Otro de los objetivos es fomentar la creación novel para que los artistas se inicien en la producción de obra y, a la par, aumentar el legado artístico y la riqueza musical de la Provincia

También se promueve la creación de un Circuito permanente de música, con escenarios en varias ciudades del interior provincial, que garantice la circulación de la música local de tal manera que se dé a conocer y se fomente el crecimiento de los músicos y agrupaciones musicales.

“Es necesario montar un circuito intermedio que además motorice la infraestructura local de cada ciudad: centros culturales, redes de teatros, auditorios, bares, salas de conciertos, y empresas de luces y sonido además de los músicos locales”, argumenta López.

A la vez  se solicita “el soporte de los medios de comunicación para que el arte llegue a ser conocido por la sociedad”.

Por ello, “una de las fórmulas adoptadas es la obligación de los medios de comunicación a cumplir unos porcentajes o cuotas de programación de música producida en la Provincia según lo previsto en la Ley de Medios”.

Proyecto completo


https://docs.google.com/file/d/1n4wBVC5WQeaM0JGSpOxqNucQvRCRWBV_l3iLbutEiMmRPEEzd25oEsOtascw/edit?usp=sharing
LEER +

18/4/2014


El próximo lunes 21, a las 21, en la sala de la Dirección de Cine y Espacio Audiovisual (DCEA) del Instituto de Cultura del Chaco, el Cineclub Resistencia, continuará con su ciclo de películas dedicadas a los sueños, donde se proyectará La science des rêves (La ciencia del sueño o también conocida como Soñando despierto), película francesa dirigida por Michel Gondry. Como siempre, la función es en Wilde 40 y la entrada libre y gratuita.

La ciencia del sueño es una película franco-italiana dirigida por Michel Gondry y protagonizada por el actor mexicano Gael García Bernal y la actriz francesa Charlotte Gainsbourg. Fue estrenada en el 2006 en el Festival Internacional de Cine de Berlín, y en agosto de ese mismo año, en París. La película mezcla la técnica stop motion (animación cuadro por cuadro) con la filmación tradicional, con escenas de texturas plásticas y surrealismo. La ciencia del sueño cuenta la historia de Stéphane (un joven extremadamente tímido), quien es muy creativo y trabaja como ayudante en la fabricación de calendarios. Con el tiempo descubre que el trabajo es banal y aburrido. Estimulado por el descubrimiento del apartamento en el que pasó su infancia, se refugia en el mundo de los sueños. Allí conoce a su vecina, Stéphanie, que será cómplice de sus aventuras mentales.

Sobre Gondry


Michel Gondry nació el 8 de mayo de 1963 y es un director de cine, anuncios publicitarios y vídeos musicales francés, destacado por su innovador estilo visual y su manipulación de la puesta en escena. Es famoso por haber dirigido Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (con una actuación magnífica de Jim Carrey y Kate Winslet), entre otras películas.

Gondry suele ser citado, junto con los directores Spike Jonze y David Fincher, como representante de la influencia de los directores de vídeo musicales en la cinematografía mundial. Eterno resplandor de una mente sin recuerdos utiliza muchas de las técnicas de montado de escenarios, uso de perspectiva y escasos efectos por computadora, sumado a largas tomas y un tratamiento pictórico de la imagen, herramientas con las que Gondry ha experimentado en sus vídeos musicales.
LEER +

En el marco de una co-gestión del Instituto de Cultura con el Teatro Nacional Cervantes, entre el viernes 25 y el domingo 27, tendrá lugar un casting para actores y actrices para formar parte del elenco de la obra La gringa loca, escrita por Gladis Gómez, con la Puesta en escena y Dirección General de Edgardo Dib.  La selección se desarrollará en el Complejo Cultural Guido Miranda (Colón 164), de 10 a 13 y de 15 a 19.

La convocatoria es para actores y actrices a partir de 25 años sin límite de edad. Por requerimiento de la obra en cuestión se necesitan actrices y actores adultos para el personaje de La Gringa y Don Gervasio Peralta y jóvenes a partir de 25 años para los personajes de Basilio, Luis Pereda, Carmen, Rosario y El Amigo.

Doble convocatoria

También estará abierta la convocatoria para seleccionar asistente de dirección, realizadores escenográficos y vestuarista, cuya actividad estará rentada. Los aspirantes deberán estar inscriptos en ATP y AFIP. Podrán enviar CV y foto 4 x 4 a dirteatrochaco@gmail.com. La actividad será rentada.

Para mayor información: 0362 – 4453007 o para realizar el trámite en forma personal: Mitre 171 planta alta Dirección de Teatro del Instituto de Cultura del Chaco.


LEER +